Bitácora del camino: 3) X Ruta de los Monegros

Según nos acercamos a Nuez de Ebro arrecia la lluvia. Nos asaltan algunas dudas. Mi chica está acatarrada. No la veo en forma. Y para colmo esta fría mañana de febrero (7°C) de viento y lluvia. El parking está a las afueras del pueblo. Aparcamos pero permanecemos en el coche. No nos atrevemos a salir. Finalmente, a las 8:15 cogemos el paraguas y p’afuera. Es inútil. El viento de hasta 44 km/h (hay rachas de 68 km/h) zarandea el paraguas y el agua nos viene por arriba pero también por los lados. Como se suele decir “hace una mañana de perros”. Nos separan 400 metros del pabellón donde se ha instalado el control de salida y llegamos prácticamente chipiados.

Según llegamos tomamos un café que ofrece gratuitamente la organización de la marcha, nos inscribimos y salimos a  andar. Ha dejado de llover. Pero el viento sigue. Nos planteamos si seguir o no. Decidimos continuar la marcha e intentaremos completarla. Así que nos unimos a un grupo que ya han empezado y vamos con ellos.

Nos preocupa el que haya gente que se ha dado la vuelta por las malas condiciones del recorrido y que vienen hacia nosotros y abandonan. Pero seguimos adelante. Ya valoraremos la situación al llegar las dificultades. Estas se muestran a la hora de haber empezado a andar. Se trata de un estrecho barranco que sólo permite el paso de una persona y que está  muy humedecido. Hay que salvar unos 3 metros de roca pulida y humedecida y barro. Algunos andarines resbalan. Definitivamente ha parado de llover y las nubes, poco a poco, empiezan a abrirse en claros …

IMG_2312B_1024

Continúa leyendo Bitácora del camino: 3) X Ruta de los Monegros

Anuncios

Bitácora del camino: 2) El río Ebro

IMG_2108B

Salir a hacer marcha deportiva por Zaragoza inevitablemente significa que, tarde o temprano el río Ebro será compañero de tus pasos. Además es posible que también bordees  el Huerva o el Gállego.  Pero el Ebro es, verdaderamente, la arteria principal de la ciudad,  y, muchas veces, nos hace compañía en nuestras caminatas. Continúa leyendo Bitácora del camino: 2) El río Ebro