Yo en la orilla silbando …

… , miro la estrella que humea entre mis dedos.

Extracto de: “Las olas mecen al navío muerto“, de Vicente Huidobro.