Bitácora de bolsillo: 1

… de agregados y …

El domingo coincidí con una persona en un evento. Estuvimos casi hombro con hombro. No era la primera vez que nos veíamos. No nos cruzamos palabra, casi ni me miró. Por la noche revisé mi cuenta de facebook y comprobé que tenía una nueva solicitud de amistad. Provenía de dicha persona. Acepté. Ya tiene más de 2.600 “amigos”.