Anayet

IMG_2068

“Anayet y Arafita eran pobres pero trabajadores y honrados, poco les importaba que los otros dioses los despreciaran porque ellos en su pobreza eran felices. Es más, tenían un tesoro que por nada cambiarían: una hija preciosa, la diosa Culibillas a la que el cielo dotó de todas las bellezas y cualidades entre las que destacaban el candor y su hermosura. Nada quería saber de las pretensiones de los dioses pirenaicos.”

Fuente: La historia de Culibillas y Balaitús

Imagen: Pico e ibón de Anayet

18 comentarios sobre “Anayet

  1. Definitivamente, los Pirineos aragoneses recelan tremendas sorpresas. Es interesante la idea de la pobreza de las montañas, en todo caso de los picos. Es verdad, carecen de tierras ricas y olvidamos con facilidad que son los dueños del agua. Pero no por nada el hombre ha situado en ellos la morada de los dioses. Y no por nada tienen a menudo su propia leyenda. Basta contemplarlos una vez para saberlos imprescindibles y percibir su majestad austera.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .